Agenda tu hora Envíanos tu caso

Patologías de la Columna vertebral

Enfermedad degenerativa discal

¿Qué es?

La enfermedad degenerativa discal se caracteriza por el progresivo deterioro de los discos intervertebrales. Estos discos están compuestos por un centro gelatinoso (llamado núcleo pulposo) y una zona externa fibrosa, (llamada anillo fibroso). A medida que la gente envejece, el cartílago se debilita y pierden su contenido en agua y proteínas. Con toda la presión que se ubica sobre los discos, estos son mas susceptibles a romperse o desgarrarse. El daño potencial aumenta con el tiempo.

Tratamiento

Una vez diagnosticada la degeneración discal, se le ofrecerán una serie de tratamientos conservadores para ayudar a reducir el dolor. Los tratamientos conservadores no tratan la patología pero si reducen los síntomas de dolor mientras su propio cuerpo sana el proceso mediante la desinflamación.
El ejercicio físico que fortalece la musculatura abdominal y dorsal suele ser el pilar del tratamiento conservador, seguido de una correcta pauta medicamentosa con antiinflamatorios y analgésicos. Muchos pacientes encuentran alivio mediante este tipo de tratamiento.
Este proceso puede tardar varios meses, sin embargo , si después de un tiempo aun sigue sintiendo dolor y otros síntomas, deberá contactar con su médico y conversar sobre los procedimientos mínimamente invasivos disponibles para su patología. Tratamientos que pueden aliviar el dolor generado por una enfermedad degenerativa discal son:

  1. Bloqueo foraminal y facetario
  2. Nucleoplastía y anuloplastía del disco con ayuda de LÁSER
  3. Lavado intradiscal
  4. Extracción de fragmentos discales si la discopatía evoluciona a hernia.

Síntomas

La degeneración de los discos hace que estos sean mas susceptibles a generar una herniación. También el disco suele perder su altura inicial, disminuyendo indirectamente el diámetro del neuroforamen ( espacio por donde salen las raíces nerviosas desde la columna hacia el exterior). Todo lo anterior determina compresión de estructuras nerviosas, y por lo tanto la aparición de sintomatología. Una degeneración discal a nivel cervical puede generar síntomas en el nivel de degeneración, por ejemplo, se puede desarrollar dolor a la movilización del cuello generando contracturas musculares. Sin embargo, a medida de que los discos van envejeciendo se pierde espacio entre las vertebras generando pinzamientos de raíces nerviosas pudiendo registrarse sensación de dolor, debilidad, hormigueo y adormecimiento en las áreas inervadas por la raíz afectada en cuestión. Se pueden presentar síntomas en las siguientes zonas:

  • Hombros
  • Muñecas
  • Brazos
  • Dedos
  • Antebrazos

Una degeneración discal a nivel torácico se refiere a una enfermedad degenerativa de los discos que se encuentran en la parte media de la espalda. La afectación de esta zona es relativamente poco frecuente, sin embargo cuando ocurre, el desgastamiento de los discos puede llevar a dolor a la zona de afectación así como otras áreas como:

  • Abdomen
  • Tórax

La afectación ocurre a nivel lumbar ( parte baja de la espalda) se explica por las grandes fuerzas que se aplican a esta zona, al realizar actividades cotidianas como estar de pie, sentarse y caminar. Al ser fuerzas mas intensas, el daño suele ser de mayor magnitud, pudiéndose dañar o desgarrar el disco intervertebral además del cartílago de la articulación facetaria (articulación de la parte posterior de las vertebras). A medida que estas estructuras de van dañando, los síntomas se manifiestan como un dolor lumbar puro. Es diferente el caso cuando se asocian deformidades óseas que intervienen con las estructuras nerviosas vecinas, pudiendo expandirse lo síntomas. Los pacientes afectados pueden sentir dolor, adormecimiento y debilidad en las siguientes áreas:

  • Glúteos
  • Piernas
  • Pies

Todos estos síntomas generalmente pueden aparecer en un lado de nuestro cuerpo, aunque pueden, en ocasiones, ocurrir de forma bilateral.

Diagnóstico

El primer paso para poder llegar al diagnóstico de una enfermedad degenerativa discal es que nuestros médicos revisen su historial médico, intentando determinar los factores mas importantes en la generación de esta enfermedad. Es esencial también la exploración física, pudiendo determinar la localización del problema y evaluar el rango de movimiento del paciente. Las pruebas de imagen son útiles para confirmar el diagnóstico que ya sospechamos y para asegurar que no haya otras causas que estén además aportando al dolor. Una radiografía, Scanner o Resonancia magnética pueden estar indicadas.

Agenda tu Hora

Solicita tu hora de evaluación con equipo médico de Clínica Kennedy Santiago, liderado por el Dr. Álvaro Dowling.





 
 

La hora solicitada será confirmada vía telefónica